EL MAESTRO DEL MES.../ IL MAESTRO DEL MESE...

EL MAESTRO DEL MES.../ IL MAESTRO DEL MESE...
"Las mujeres se visten igual en todo el mundo: se visten para molestar a otras mujeres..." (Elsa Schiaparelli)
"Le donne del mondo vogliono tutte lo stesso vestito: quello che dà fastidio alle altre..." - (Elsa Schiaparelli)

lunes, 30 de junio de 2008

MUNDO DE CRISTAL- Un mondo di cristallo

No sé si entre tantas noticias de fútbol alguien se ha percatado de un triste suceso de crónica negra que venía ayer en algunos periódicos.
Una modelo de 20 años era hallada muerta, tras precipitarse por la ventana de su apartamento neoyorquino.



La modelo en concreto era una joven nacida en Kazajistán, de nombre Ruslana Korshunova, y había realizado campañas para grandes diseñadores como Vera Wang y Marc Jacobs.
Aunque todavía no se conocen bien las causas, la policía ha apuntado al suicidio como hipótesis principal, pero las declaraciones de sus allegados, bastante escépticos al respecto, lanzan todavía muchas dudas sobre el caso.


Se trate de suicidio o de otra historia más macabra, lo cierto es que casos como este hacen reflexionar sobre las sombras de un mundo que vende sueños tan bellos como efímeros.

Dejando aparte lo duro que puede ser abrirse paso en cualquier ámbito del mundo de la moda. Las modelos son la cabeza visible de una profesión dura, sacrificada y en ocasiones despiadada.
Si el mundo del diseño está lleno de envidias y malas artes; el mundo de las modelos está invadido por frustraciones y tristezas que se esconden detrás de falsas sonrisas y de maquillajes extravagantes.



Muchas veces envidiamos a estas chicas de medidas “perfectas”, pagadas por caminar envueltas en maravillosos vestidos y para dejarse fotografiar en los lugares más hermosos del planeta.

Esa es la imagen que nos llega a todos del mundo de las modelos, y visto así, ¿Quién podría pensar en suicidarse con una vida como esta...?

Cuando empecé en la moda hace algunos años en la línea infantil de una famosa marca italiana que desfila en Florencia, me encontré por primera frente a una realidad que no sale en las revistas, bastante más dramática si tenemos en cuenta que os hablo de niñas de 6 a 10 años. Quizás sea por esto, que de todas mis experiencias en este sector, la vivida allí sea la que más me ha marcado profesionalmente.

Desfile de Roberto Cavalli verano 2002

Fue una cosa alucinante. Hacíamos fittings en pleno verano a niñas que estaban allí solo porque la ilusión de sus madres era verlas en las revistas.
Algunas llegaban incluso a las 12 de la noche muertas de sueño porque venían de hacer las pruebas para otros desfiles…


Había mocosas endiosadas por sus respectivas madres, que las convencían de ser las futuras reinas de las pasarelas…
Había otras que literalmente venían obligadas. En concreto me acuerdo de una niña de rasgos orientales guapísima, a la que no le pude arrancar ni una sonrisa para las Polaroids. Desprendía tal tristeza, que si de mi dependiese le habría dicho cuatro cosas a su madre.


Llegué a presenciar incluso la pelea de dos mujeres que se peleaban por el número de salidas en la pasarela de sus niñas. Y conocí a una chiquilla talmente creída que podría hacer buena a N. Campbell.
Os juro que tardé bastante tiempo en recuperarme de la situación.



Con todo ello, muchas veces pienso en esas niñas.


Roberto Cavalli verano 2008

Han pasado ya más de cinco años y seguramente muchas de ellas hoy serán adolescentes.
Quizás algunas seguirán siendo modelos, y quién sabe si incluso una de ellas será un día portada de VOGUE o ELLE como lo fue esta muchacha.
El problema es que por cada chica que llega a alcanzar el objetivo de ser una Top ,10 se quedan en el camino pagando un precio muy alto.
No sé cuáles serían los problemas de Ruslana, ni es mi intención buscar culpables…

Es simplemente que leyendo ayer una cosa tan fría como es la crónica de un “suicidio”, volví a pensar en aquellas niñas y en las lágrimas que a veces se esconden detrás de unos ojos bonitos.

------------------------------------------------------------------------------------------------

Qui in Spagna tra le tante notizie di calcio, probabilmente in pochi hanno fatto caso a un fatto di cronaca che ieri veniva pubblicato su molti giornali.
Una modella di 20 anni é stata trovata morta, dopo essere precipitata dalla finestra del suo appartamento a NY.

La modella, era una giovane nata in Kazakistan di nome Ruslana Korshunova che aveva fatto diversi servizi pubblicitari per noti stilisti come Vera Wang o Marc Jacobs.

Sebbene ancora non si conoscono le cause del suo decesso, la polizia crede al suicidio come causa più probabile, ma le recente dichiarazioni dagli amici più vicini, molto scettici al riguardo, lascia ancora tanti dubbi su questo giallo.


Sia un suicidio o una storia molto più complessa, il fatto é che notizie come queste ci fanno riflettere sulle ombre che circondano un mondo che vende innanzitutto sogni molto effimeri.
Senza soffermarci a quanto può essere duro farsi strada in qualsiasi ambito del settore moda. Le modelle sono la testa visibile d' una professione dura, tante volte sacrificata, fino a diventare addirittura spietata.
Sebbene il mondo del design é pieno di invidie e cattiverie, il mondo delle modelle é invaso di frustrazioni e tristezze nascoste dietro finti sorrisi e make-up stravaganti.
Molte volte invidiamo queste ragazze dalle misure "perfette", pagate per camminare avvolte in vestiti da favola e per essere fotografate nei posti più belli del pianeta.

Questa é l' immagine che abbiamo del mondo delle modelle, e a pensarci su, sembrerebbe ridicolo pensare al suicidio con una vita come questa...
Quando incominciai a lavorare nel mondo della moda qualche anno fa, lo feci alla linea infantile d' una nota firma che sfila a Firenze. Lì mi trovai per prima volta con una realtà che non esce spesso nei giornali, una realtà ancora più drammatica se abbiamo conto che parliamo di bambine fra i 6 e i 10 anni. Questa fu sicuramente una delle esperienze più scioccanti della mia vita professionale.

Era una situazione surreale. Facevamo i "fitting" a bimbe che in piena estate arrivavano lì perché la illusione delle sue mamme era vedere le loro figlie sui giornali. Alcuni arrivavano addirittura alle 12 di sera, crollando dal sonno, perché venivano in ritardo dalle prove per altre sfilate...

C' erano delle mocciose che sebbene piccine erano lodate dalla mamma fino alla nausea.
C' erano altre che venivano proprio obbligate . Mi ricordo particolarmente d' una bimba bellissima dai lineamenti orientali a cui non sono riuscita a strapparli nemmeno un sorriso per le Polaroid. Aveva un' area talmente triste, che volentieri gli avrei detto quattro cose alla sua mamma.
Addirittura ho visto due donne che litigavano acremente per il numero d' uscite delle sue bambine. Sempre lì conobbi una "mini top-model" talmente pagata da se che farebbe sembrare buona alla Campbell.
Giuro che dopo questa esperienza mi servi del tempo per ricuperarmi...
Tuttavia, qualche volta penso a quelle bambine. Sono passate più di cinque anni e molte di loro ormai saranno delle "teenager".
Magari qualcuna di loro continua a fare la modella, chi lo sa se addirittura una di loro occuperà un giorno le copertine di VOGUE o ELLE come lo fu anche questa ragazza ormai morta.
Il problema principale é che per ogni ragazza che arriva a fare la Top, 10 restano per la strada pagando un prezzo molto alto Non so quali potrebbero essere i problemi di Ruslana, ne ho intenzione di cercare colpevoli ne cose del genere...é soltanto che leggendo ieri una rassegna cronaca così triste, non so perché mi sono messa a pensare a quelle bimbe. Ho solamente pensato che a volte dietro gli occhi più belli si possono nascondere le lacrime più amare.

14 comentarios:

Di dijo...

Cuanta razón tienes. Es un mundo demasiado duro para obligar a un niño simplemente por cumplir el sueño de una madre.

Y a Ruslana la recordaremos como la princesa en busca de la manzana.

Un beso

aka scrunchie girl dijo...

Qué delicia leerte por partida doble, y qué dantesco el panoramade las niñas modelo.. saludos!

MY OWN YELLOW CAT dijo...

Pues si q es una erdadera pena lo de Ruslana, que muestra el mundo de sombras de la moda.

Por cierto, los diseños eran mios... :D

Tkx x pasarte, bss

XXX


ByE!!!

Cokito dijo...

Una lástima...aún así, y sin buscar morbo en el asunto, todavía se especula acerca de lo del suicidio, han llegado a hablar incluso de la mafia rusa. En fin, fuere como fuere es una noticia tristísima, todavía me conmociona leer algo sobre ello, no era más que una niña...Lo que describes es una auténtica locura, me parece vergonzoso, no me parece normal que una madre pretenda alcanzar sus sueños por medio, o mejor dicho, a costa de sus hijos; ya me parece terrible que la mayoría de las modelos pierdan su adolescencia entre flashes, pero creo que la infancia es algo que debería protegerse por encima de todo, aun cuando la propia niña quisiera ser modelo, y ya no te digo nada si encima lo es casi a la fuerza...

Hummingbird dijo...

hola stella, he visto tu comment y antes de responderte he venido; me has recordado las palabras de una amiga -modelo-: 'es horrible, se pasan horas en las colas de los castings...' y otras historias referente al tema. una pena lo de ruslana, ojalá muchas de estas madres lean tu post. muchos xx!

susana dijo...

Todos los sueños son duros y mas cuando el sueño se basa en el aspecto fisico y "la eterna juventud" pero de ilusion se vivie y a veces sale mal a veces sale bien. Como todos los mpleos se tienen q disfrutar,sentir, vivir... aunq el lunes sea duro o las pautas q marcan imposibles...pero q ocurre cuando el trabajo q realizas no lo entiendes? (lease niña de 5 años o 10 o....) las madres siempre tienen muxa ilusion por sus hij@s q para variar son los + listos, + wapos,`+, +, +...y cuando no son los mas (osea normales) les tenemos mania....q pasa con stos niños???


M alegro tanto q mi post sobre mis vacas en Italia t guste, m honra muxo. Grcias por tus opiniones!!! ahh no sabia el otro nombre de la plaza, como dice mi madre nunca t acostaras sin sabr una cosa +.

marilo dijo...

hola, guapis! gracias por comentar en mi casiota, ja,ja,ja!
ha sido un encuentro muy bonito, no te conocía, pero me voy a leer el blog de cabo arabo.
te transquibo mi contestación en el mi blog, porque me has dado una idea muy buena! mil gracias:
¨Stella, bienvenida! y bienhayada! acabo de visitar tu blog, que no conocía, y me ha encantado! te agregom, vale? me encanatn las combinaciones que me propones, las bailarinas que dices son como las que ha sacado Marc Jacobs, verdad? muy buena idea! me haré con un clon, ya las he visto en Vidrio, en varios colores, que me ingresen la nómina ya! en cuanto a lo de la combinación de la camisa azulñ marino, es una idea genial, lo que pasa es que esa camisita no tiene botones , es cerradita, pero voy a probarla con otro top, (¿qué te parece con uno azul marino sin mangas?) hay que probar! graciñas por visitarme guapis¨

susana dijo...

Stella muxas gracias por pasart por mi blog y m alegro muxo q t haya gustado y hayas vuelto a esa part de tu vida vivida alli. M ha encantado saber mas cosas gracias a tus coments, no tngo muxas mas fotos del viaje, m keda el coliseo pero espero q m sigas visitando.

Bsss

ANDREA MILIAN SHOES dijo...

Hola!! He descubierto tu blog trasteando por aqui y por allá. QUé razón tienes con lo de las niñas modelo, yo soy estilista de moda y aunque no hago mucho tema de niños sí lo he vivido. Al igual que contemplar desde fuera cómo una profesión que parece un sueño, no lo es tanto ni tan sencilla.
Enhorabuena por el blog!! Me pasaré mucho por aqui.

Zepequeña dijo...

Hola,

que bellezones, no?

Zepequeña.

Zepequeña dijo...

Eso si... una vida, muy, muy dura para un niño. Un niño, tiene que ser un niño, vivir, disfrutar de todo lo que da la niñez y no de un mundo efimero.

Zepequeña.

MY OWN YELLOW CAT dijo...

renueva!

:)

M* dijo...

Me he quedado muerta con tu texto... Hace años ví en el digital un reportaje sobre el concurso Miss América Infantil y era algo parecido... qué triste!

Un beso

Amanda dijo...

Vaya que triste. Parece mentira que unas madres con sus niñas puedan tener semejante actitud. Supongo que es un modo de, egoistamente, superar tus propios complejos o algo así. Siento que sucedan estas cosas. Los niños deberían jugar nada más. Es la única época de la vida donde realmente puedes vivir despreocupado de todo ya que los padres deverían preocuparse por tí.
Un beso fuerte!